Puente de mayo en Cantabria

Puente de mayo en cantabria.

Relato de Yon Gil


Pincha aquí para ver  las fotos

Día 1

Estas vacaciones han surgido casi de imprevisto porque no teníamos intención de salir este puente ya que íbamos a celebrar el día de la madre, pero tras ciertas discrepancias al respeto lo hemos pospuesto para el siguiente finde. Tras comprobar el sábado que no había manera de ir a  algún sitio sin poder evitar mojarnos, decidimos ir hacia Cantabria que parecía el mejor plan ya que no se anunciaban fuertes precipitaciones.asi que el domingo nos fuimos hacia tierras cántabras con la incertidumbre de ir a uno de los lugares donde peor ,según comentarios, se nos trata. nuestro destino era el área del pueblo de “Liérganes” coordenadas del área n 43º20.682′  w 003º44.488′ (junto a la estación del tren de Liérganes) y perfectamente señalizada a la entrada del pueblo. Al llegar estaba el parking lleno de coches, ya que el domingo era día de mercado, pero como el parking es enorme no tuvimos mayor problema en encontrar donde aparcar “nuestra casita rodante”. Junto a nosotros había una ac de Dinamarca, otra alemana y otras tres españolas. Tras instalarnos y después de comer nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, casas curiosas y casonas a modo de hostales es lo que ofrece el pueblo. Curiosidades como “el hombre pez” una figura de bronce de un hombre a escala 1:1 desnudo y sentado sobre una roca al lado de un puente romano desde el cual se puede vislumbrar las “tetas de Liérganes” curiosa formación de rocas que efectivamente recuerdan los pechos de una mujer tumbada. Tras la visita al pueblo nos fuimos a cenar y tras ver una peli tocaba hora de acostarnos.

 

Día 2

Nuestro plan era visitar la ciudad de “Santander” y que mejor manera que ir (a escasos 25 km por carretera) que hacerlo en tren.la culpa 4.55 euros ida y vuelta por persona  y 45 minutos de trayecto. Tras llegar al centro de “Santander” nuestro plan era ir bordeando el puerto y la playa hasta llegar al “palacio de la Magdalena”. Precioso lugar nos esperaba con sus inmensos jardines y con su palacio perfectamente restaurado al borde de los acantilados. Un pequeño zoo donde se pueden ver desde focas a leones marinos y pingüinos a la vez que los patos, todo ello perfectamente integrado en el paisaje. En fin una bonita zona para pasear tranquilamente y si el tiempo acompaña, como fue nuestro caso, poder disfrutar del sol mientras recorremos los jardines de la zona. Tocaba hora de ir a comer y tras recorrer la playa que separa la zona del palacio y la del campo de futbol del “Racing de Santander” nos acercamos a un bar a comer un menú del día por 12 euros, más que aceptable. Tras comer nos tocaba la vuelta hacia la estación de tren. Lo que puedo decir de “Santander” es que dispone de muchísimas zonas ajardinadas llenas de bancos, parques para los niños y vistas esplendidas desde cualquier ángulo, sobre la bahía. Una bonita ciudad que sin embargo no se puede decir que nos reciba con los brazos abiertos a los “autocaravanistas“. Estos señores tienen una forma algo rara de contemplar el código de circulación. Cientos de señales te prohíben aparcar a vehículos de más de 1.8 toneladas (excepto turismos), por casi todas las calles que bordean las playas o jardines y es una pena por que como bien he dicho “Santander” es una preciosa ciudad que bien merece una visita. Tras coger el tren de vuelta nos fuimos a la ac para echar una siesta, ya que estábamos agotados de nuestro “paseíto” por la ciudad de “Santander“. Tras ducharnos nos pegamos otro pequeño paseo por el pueblo y nos fuimos para la ac a cenar, peliculita y al sobre, que el día había sido completito.

 

Día 3

Nos salió un día esplendido, sin una sola nube en el cielo, pero muy ventoso. Nuestro destino del día era “Laredo“. Con cierta incertidumbre entrabamos por sus calles por el tema del aparcamiento, pero en seguida nos dimos cuenta que aquí si nos quieren. No había señales de prohibición por ninguna parte, hombre igual en verano la cosa cambia???? Pero bueno es lo que hay de momento. Tras aparcar frente al campo de futbol municipal en el centro del pueblo nos fuimos andando (3 minutitos aprox.) Hasta la inmensa playa que dispone este pueblo con cerca de 5 kms. (Este dato no lo sé con exactitud) pero era larga de narices. Pero no contentos con lo de “Santander” nos la hicimos ida y vuelta.la verdad es que el tiempo acompañaba. Tras la paliza volvimos a la ac agotados de tanto andar y dispuestos a buscar un lugar tranquilo donde comer nos fuimos al parking de un centro comercial que se encuentra en la entrada del pueblo coordenadas n 43º 24.115′  w 003º 26.200′.tras comer y recoger todo nos pusimos en ruta hacia nuestra casa contentos de haber disfrutado un puente de mayo que no lo teníamos previsto y como bien se suele decir (lo que se hace de imprevisto, es lo que mejor sale)

Autor entrada: aiako

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.